sábado, 31 de enero de 2015

Escondiendo al genio


Apoyada en la ventana
fuera la lluvia, dentro la furia
escribiendo en el vaho lo que no pudo ser...
sólo dos palabras y una sensación

Suena la canción que fundió vuestra alegría
queda todo el disco y muy pocas ganas
¡ qué pocos motivos para dar otro paso !
¡ qué pocas fuerzas para levantarse un rato !

Coges el vaso de whisky, está caliente
tú también estás caliente, demente
inocente, inerte, simplemente inerte

Coges el vaso y lo acaricias con deseo
sacas al genio de su profundo sueño
estaba soñando contigo, follando contigo

Coges al genio y lo abrazas contra tu pecho
le besas, le lloras, le ríes, le tocas...
escondes tu genio en un cajón de caricias

Hoy la habitación es un hotel de dos estrellas
para ti... todo un firmamento



miércoles, 28 de enero de 2015

¡ Ay !


Abrazo con la luna. Teresa Carbonell
¡ Ay ! si tengo un accidente en el cruce de tus piernas
o si me estampo de frente en la rotonda de tus pechos
o voy demasiado deprisa y me salgo de tus curvas
o freno demasiado tarde y en el lugar de los hechos
solo encuentro tu ternura y con ella me masturbas

¡ Ay ! si escalando tu espalda se me congelan los besos
y cuando corono tu cielo me entra vértigo, frío y miedo
y que luego en el descenso tropiece con tus excesos
y me caiga entre tus brazos y diga que aquí me quedo
agarrándome a tu infancia con la pasión de los presos

¡ Ay ! y mil veces ¡ ay ! cuando abrazo tu cintura
y entonces pido al reloj que no mueva sus agujas
y mi mente se relaja y se cura mi locura
y simplemente me pierdes y me pides que te estruja
que te acerque a las estrellas, ya no tienes mal de altura


viernes, 16 de enero de 2015

Y muero por tu amor

Cuento cada gota cuando llueve
por saber las que me quedan
para verte y  para olerte
 
Me caliento las manos
dentro de las brasas
para calentar tu espalda
con caricias estudiadas

Me caliento las manos
en la chimenea del miedo
y muero por tu amor
cada vez que no lo siento

Reconozco
que esto es pasajero
que no tengo billete
en el tren de tus recuerdos

Si de verdad fuera un poeta
rompería mi orgullo, celos y demás mierda
te escribiría versos con la tinta de las estrellas
y moriría por tu amor desde invierno a primavera

miércoles, 14 de enero de 2015

Por verte un minuto

Por verte un minuto...
he escondido el vicio
he donado un adulterio
he dejado una fantasía sin cumplir
me he hecho de una religión cuyo primer mandamiento
es quitarte el pantalón

Por verte un minuto...
he perdido los papeles de fumar
me he esfumado sin pagar de cualquier bar
he dejado una carta sin firmar
y cuando quise firmar
no recordaba llorar

Por verte un minuto...
he apostado mis ganancias a una huida
he robado una espada ya vencida
he contado experiencias mal vividas
he comprado unas caricias
donde se vende la ruina

Por verte un minuto...
he dejado de batir mis alas
pensando que planeaba
pero sólo lo pensaba
mientras en un sueño amigo
entre tus piernas...
aterrizaba

martes, 6 de enero de 2015

A mi abuelo...

En los surcos de tu cara esta descrita
la verdadera historia
la que nunca ha sido escrita
una historia de fracaso y gloria

En las ascuas de tus palabras se liberan
versos escritos día a día
hermosas palabras que desesperan
la poesía, resultado de la vida

Y es tu raza la que marca ese semblante
y tu pelea cotidiana con el tiempo
la que nos lleva adelante
a los que estamos naciendo

lunes, 5 de enero de 2015

Quisiera...


Quisiera escupir al cielo y que llovieran estrellas                                      
y cogerlas una a una y dejarlas en tu puerta
y con los puños abiertos, quisiera pegar al viento
por llevarse las palabras que te pinto desde lejos

Quisiera hacerte un vestido con aromas de esperanza
y zurcir con mis heridas escudos para tu alma
y si pudiera trenzar las cuerdas de mi guitarra
te haría un bonito collar y acordes que lo adornaran

Quisiera seguir borracho, borracho de sentimientos
y tatuar en mi memoria lo que se esconde en mi pecho
bajar al fondo del mar y gritar lo que te quiero
y escribir con tinta eterna los versos de estos momentos

Y me he insinuado al fuego, el que corre por tus venas
y me he sentido pequeño enredado en tus melenas
quisiera seguir así las mil vidas que me quedan
y brindar con las montañas y donar todas mis penas 


Quisiera tanto quisiera…